domingo, 7 de abril de 2013

La vida es sueño

Titular así un artículo es complicado y arriesgado, ya que así tituló Calderón de la Barca a una de sus obras teatrales y quiera o no pesa.
La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante, cada persona tiene que buscar en su interior para buscar las señales que te lleven a él.
Dentro de una hermandad soñar es complicado y arriesgado como el drama de Calderón. Yo cada día busco un sueño dentro de mi hermandad que realmente hace que cada día que pase sea más motivador e interesante por llegar a él, las señales que anteriormente explique simplemente es llevarse por el corazón y el corazón te llevará a la razón y el razonamiento a la fe.
Llevo bastante tiempo implicado en un sueño cuyo objetivo está muy ligado a la humildad, felicidad, inocencia, felicidad, familia y por encima de todo: fe. Muchos que me conocen saben en que “estoy trabajando” que “estoy tramando”, algunos me responden que no sé dónde me estoy metiendo, que tenga cuidado, que es muy difícil… y pocos me apoyan, me dicen que adelante, que chicos como yo hacen falta. Para seguir adelante me quedo con lo que no apoyan, si, aquellos que no confían en mí y en su fe, porque son aquellos a los que se le tienen que demostrar que los sueños se pueden hacer realidad.
Que el camino no es fácil, nadie dijo lo contrario. Que los obstáculos son muy altos, nadie dijo lo contrario. Que la realización de ese sueño es muy difícil, nadie dijo lo contrario. ¿Y qué? De que vale eso, con lo bonito que soñar porque a veces hay que considerar más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo.
Los sueños están para cumplirlos, y más si están ligados a la fe. Cierra los ojos y piensa tu sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.